miércoles, setiembre 10, 2008

Reflexiones Peruanas Nº 217: El Nuevo Mundo de Almudena



“¿Por qué sus personajes son extranjeros?” “¿Por qué eligió un policía como protagonista?” “¿Por qué un nombre tan poco común como Almudena?” “¿Todos los personajes son ficticios o algunos existen en la vida real?” ¿Cuál es el compromiso social que debe asumir un escritor?”

Estas fueron algunas de las preguntas que me hicieron el viernes pasado, en la primera presentación pública de El Nuevo Mundo de Almudena, en la Universidad San Cristóbal de Huamanga. Muchas de las que preguntaban eran colegialas, bastante jóvenes, que después llegaron a pedir que les firmara la novela o también sus cuadernos.

Una primera forma de entender la novela es como una historia romántica: el viaje de José Manuel, el protagonista, en busca de su novia, lo cual implica enfrentar una serie de experiencias en lugares exóticos.

Sin embargo, el argumento busca también reflejar las posibles actitudes que un extranjero puede tener hacia el Perú, desde la solidaridad más conmovedora hasta el más inescrupuloso afán de lucro. He conocido a quienes se esfuerzan en apoyar la construcción de una sociedad más justa y a quienes aprovechan el racismo para obtener privilegios imposibles de alcanzar en sus países de origen.

Algunos extranjeros consideran tan insoportables las contradicciones sociales, el desorden y la pobreza que desean marcharse tan pronto como puedan. Hay otros que, a pesar de eso, o quizás para luchar contra eso, quieren tanto al Perú que deciden quedarse para siempre. No faltan los que mas bien pretenden reproducir su propio mundo y alternan sólo con otros foráneos, salvo empleadas del hogar, mozos o guachimanes.

También están los que parecen haberse equivocado de vocación: empresarios extranjeros mucho más respetuosos de los derechos laborales que algunos integrantes de ONGs o cooperantes tan arrogantes y despectivos, que las mismas personas que pretendían “apoyar” sólo desean que regresen a sus países.

José Manuel descubre las diferentes opciones que han asumido sus compatriotas, incluido su amigo Francisco Mendizábal, inspirado evidentemente en Román Bueno, el funcionario del Banco Continental responsable de la muerte de tres empleados de United Airlines en 1998, el año en que está ambientada la novela.

Al mismo tiempo, José Manuel enfrentar las diversas actitudes de los peruanos establecen hacia los extranjeros, desde aprovecharse de su inexperiencia hasta una admiración que puede rayar en el servilismo. Para algunos visitantes peude ser muy incómodo ser demasiado llamativos. Por ello, algunas amigas rubias han decidido oscurecerse el cabello,en contraste con la tendencia de muchas mujeres peruanas.

Es en este complejo país que se desarrolla el conflicto que viven Almudena y José Manuel: ¿hasta qué punto es posible ser coherente con los propios ideales sin renunciar a la felicidad personal? Muchas personas que conozco, y yo mismo, hemos sentido esos dilemas en diversos momentos de nuestra vida. Naturalmente, los dilemas se hicieron más angustiantes durante los años de la violencia, precisamente aquellos en que conocí a los sacerdotes y religiosas que aparecen en la novela.

Sin embargo, ahora también la vida cotidiana ofrece estas encrucijadas: ¿Debo seguir en un trabajo donde no gano bien, pero soy útil a las personas que lo necesitan? ¿Es moralmente válido trabajar para una empresa que abusa de los más pobres, aunque personalmente yo no haga nada reprochable? Algunas personas resuelven estos conflictos en base a sus valores morales y otros pueden también tomar en cuenta criterios religiosos.

Este último es el caso de varios de los personajes de El Nuevo Mundo de Almudena, quienes buscan vivir su cristianismo, no como rituales que pretenden obtener algún beneficio material, sino como un compromiso de vida para enfrentar la injusticia. Este compromiso era el que yo veía en el caserío de Santa Rita de Castilla, cuando colaboraba con la formación de promotores de derechos humanos y pasaba las apacibles noches jugando naipes con el equipo parroquial.

-¿Dejará de ser un abogado de derechos humanos para volverse novelista? –me preguntaron en Huamanga.

No se me había ocurrido, aunque creo que existen formas muy diversas de contribuir con los derechos humanos y, quizás, esta novela contribuya a mostrar esta problemática, más que una conferencia o un tratado.

Hace pocos años, cuando la novela ya estaba lista, supe que Santa Rita había desaparecido: el comedor de las monjas, la cancha de fútbol donde jugaba José Manuel, la escuela donde enseñó, el puesto policial, la casa del Padre Felipe, todo “se lo llevó el barranco”, como dicen los moradores. Es decir, lenta, pero inexorablemente, el Marañón fue socavando el terreno. Un nuevo poblado, con cancha de fútbol, escuela, puesto policial, ha sido levantado tierra adentro, esperando que, esta vez, el Marañón tarde más años en llegar.

Resulta extraño plasmar en una novela un lugar que ahora sólo existe en fotografías y recuerdos. A los amigos que hice en Santa Rita, mi más sincero agradecimiento por todo lo que me enseñaron.



Además…

-El Nuevo Mundo de Almudena puede conseguirse en la Librería El Virrey y pronto llegará a las librería del Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica y del CEP.

-Felicitamos a la Municipalidad Distrital de Jesús Nazareno (Huamanga) por la publicación de su Ordenanza contra la Discriminación y disponer la capacitación de su personal en esta materia.

-Agradecemos a la empresa Lacoste por publicar una nueva oferta de empleo donde se eliminan los requisitos discriminatorios y se señala que son un empleador inclusivo.

-La polémica por una supuesta “infiltración subversiva” en los libros escolares que por años se han usado en colegios nacionales y privados (incluyendo donde estudian los hijos de los militares) demuestra la creciente intolerancia del régimen hacia todo pensamiento crítico. No quiero pensar cómo serían los libros escolares que desearían promover.

-Pese al proclamado crecimiento económico, cualquier visita a un establecimiento médico estatal, desde el Dos de Mayo hasta las postas médicas del interior del país, demostrará un panorama de abandono y desidia por parte del Ministerio de Salud. Sin embargo, el Ministro Garrido Lecca pretende desviar la atención sobre su errática gestión maltratando a los médicos, cuyos sueldos son mucho más bajos que jueces, fiscales y otros profesionales contratados por el Estado.

-Hablando de profesionales, el Colegio de Abogados ha presentado un proyecto de ley para que se detenga la creación de nuevas facultades de Derecho, algunas de las cuales tiene un nivel deplorable. La Universidad Garcilaso se ha pronunciado enérgicamente en contra de una medida que afectaría sus intereses económicos (ver frase W)

-Semanas después que se levantó la suspensión a la empresa Flores, uno de sus ómnibus protagonizó un nuevo accidente en Uchumayo (Arequipa). El año pasado, se instaló una caseta para realizar el operativo Tolerancia Cero, pero fue incendiada por un grupo de choferes bastante intolerantes.
-Este martes 16 de setiembre se cumple un año de la consulta vecinal donde miles de piuranos rechazaron la presencia de la empresa minera Majaz. Pese a ello, el gobierno ha decidido priorizar su respaldo a la actividad minera en medio del frágil ecosistema de Ayabaca y Huancabamba, mientras los promotores de la consulta continúan enfrentando un absurdo proceso por terrorismo.

El aporte:

Yo he sentido mucha discriminación por haberme casado con una mujer arequipeña. Mis familiares limeños lo negaban, pero era evidente. Por eso es tan importante luchar contra todas estas formas de intolerancia (un oficial de policía originario del Callao)

Un tema clave para la dominación cultural detrás de la discriminación son los íconos raciales. Un grave ejemplo, que afecta a los niños es Barbie: rubia, blanca, alta, superdelgada y con una vida a lo Paris Hilton como modelo. La hija de la señora que trabaja en mi casa tiene varios videos de ella. La propia Asociación de Exalumnos de la PUCP regala entradas y auspicia el espectáculo de Barbie Live. Mi hermana decidió no comprarle Barbies a mi sobrina, pero sugerirle lo mismo a sus familiares y amigos del colegio fue difícil (un sociólogo).

La frase W:

Algunas nuevas universidades son tan malas que el único requisito para ingresar es presentar tres chapitas marcadas. En las peores, regalan las chapitas.



Etiquetas: , , , , , , ,

1 Comments:

At 2:10 p. m., Blogger dianix alexa said...

¡jajajaja! la frase W me gustó.
Es un libro muy bueno =) mis felicitaciones! ^^

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home