lunes, julio 13, 2009

Comentarios a la RP 259: Una gauchada al salir del túnel

El aporte (sobre la RP 259: Una gauchada al salir del túnel):


-Efectivamente, en la Argentina “gauchada” es una buena acción y decimos “¡Qué gaucho sos!” para quien es muy buena persona. Nada que ver con la conducta del policía, del chofer o del médico (una socióloga argentina).


-Es muy preocupante la aceptación social de los actos indebidos y cómo se argumenta como pretexto una necesidad económica o el uso social, así actúan el chofer periodiquero, el médico, y de personas que toman lo malo por bueno, o simplemente se acostumbran (un abogado especializado en derechos de consumidores).


-Se necesita de urgencia incluir la educación vial en el curriculum oficial escolar. No va a solucionar el problema pero estoy segura que de algo servirá (una psicóloga, profesora de la Universidad Católica).


-Últimamente he hecho varias veces la ruta Arequipa - Moquegua - Tacna y es impresionante cómo los buses interprovinciales de empresas serias y conocidas como Cruz del Sur y Flores arriesgan la vida de sus pasajeros atravesando la ruta en medio de los dos carriles durante varios minutos. Incluso en plena curva, en medio de una neblina impresionante y a mitad de la noche. Nadie controla lo que pasa, las carreteras son totalmente oscuras, existe un solo carril de ida y otro de vuelta sin mayor señalización relativa a las curvas peligrosas o paradas de descanso. Por eso no me sorprende la noticia de los últimos 27 muertos. (un funcionario del Banco de Crédito).


-Carretera Lima-Huaraz, hace algunas semanas. Un policía me para por supuesto exceso de velocidad. Después de conversar un rato sobre fútbol italiano y chicas peruanas, el policía busca arrancar el patrullero para mostrarme que está sin gasolina. Le doy 30 soles y me devuelve el brevete y me dice que no se lo cuente a nadie (Antonello Boiadi, cooperante italiano).


-Cuando iba a Huancayo a enseñar el año pasado, el chofer no sólo hacía maniobras dignas del "crazy combi" de Facebook sino que SE QUEDABA DORMIDO! Y, por supuesto, no se ponía el cinturón de seguridad. Ante tanto abuso solicité viajar en avión cada vez que iba a dar clase. ¡Felizmente está LC Busre! También veía a los policías mordelones, pero siendo honesta, esos choferes deberían llegar a Lima empapelados de papeletas. Acabo de estar en Chiclayo y he visto como las normas de tránsito son desconocidas fuera de Lima. ¡Cuándo cambiaremos y habrá menos accidentes en las carreteras! (Una socióloga).


-El gobierno piensa que con el aumento de las multas evitará las infracciones o las muertes, pero el problema es más profundo e involucra a policías, malos conductores y a los buenos, pero que finalmente tienen que ceder ante los extorsionadores.

Algunos amigos allegados a la Policía Nacional me indican que la Inspectoría no tiene recursos para investigar y sancionar estas "extorsiones al paso" porque tiene un sinnúmero de casos más graves que atender, pero al mismo tiempo sé que algunos policías seguramente tenían valores, pero los paupérrimos sueldos que reciben no les alcanzan para mantener dignamente a su familia. Por eso, también la Policía se hace de la vista gorda frente a las minicoimas.

¿Cómo cambiar la mentalidad irresponsable de los malos conductores? Para esto se necesita que la sociedad tome conciencia que las normas deben respetarse. Anoche estuve en una celebración y un grupo de amigos insistían en que tomara cerveza. Yo les dije que tenía que regresar manejando, mi esposa dijo lo mismo, pero igual insistieron. Al final tuve que fingir que tomaba para no poner en peligro mi relación con mis queridos amigos.

A veces, estoy manejando apurado con mis hijos, pero ellos me dicen: "Papá, por favor baja la velocidad porque puedes ocasionar un accidente". A pesar de su corta edad han logrado que obedezca las reglas con más eficiencia que las multas. En esos momentos me doy cuenta de la importancia de pensar en nuestra familia cuando uno realiza una maniobra temeraria y la importancia de la educación vial que nuestros hijos reciban en los colegios” (un empresario).

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

At 9:07 a. m., Anonymous Anónimo said...

En mi tesis sobre el tema de la Educación Vial señalaba que no se trataba sólo de proporcionar conocimientos sino que de desarrollar en los jóvenes una capacidad de empatía que pudieran llevar a lo largo de su vida.

Debe observarse que toda persona que sale a la calle está permanentemente jugando dos roles que, en nuestra mala educación vial, son jugados sin empatía: conductor/pasajero y peatón. En suma, el peatón maldice al conductor/pasajero y viceversa...y una misma persona cambia de un rol a otro a lo largo del día sin ponerse a pensar que hace un minuto estaba en otros zapatos. Esa es la filosofía que existe detrás de la Educación Vial acá en los Estados Unidos: aprender a ponerse en los zapatos del otro. Cómo anécdota te contaré, que hace unos años mientras enseñaba a manejar a mi sobrina adolescente, le repetía una y otra vez que recordara cada segundo que tenía entre manos no sólo un vehículo sino un "arma mortal". Se lo repetí tantas veces que se enojó… pero ahora ya lo ha asumido y maneja con responsabilidad

 
At 11:55 p. m., Anonymous carmen gonzalez said...

Hola Wilfredo:
Gracias por tus reflexiones. Estamos tran intoxicados ética y emocionalmente que tus comentarios son como oxígeno.Tengo un programa de radio en RPP ojalaá me pudieras envíar tus artículos a mi correo:
C.gonzalez@infongocio.net.pe pra teneros en cuenta en mi programa y por supuesto poner la fuente.Saludos Carmen González

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home