domingo, marzo 29, 2009

Anexo de la RP 245

-La súbita muerte de Eduardo Camana, sobreviviente de la masacre de Lucanamarca, en la clínica del Hospital Militar muestra la precaria situación en que se encuentran muchas víctimas de la violencia. Debe aclarar su responsabilidad el congresista Edgar Núñez, quien dispuso el abrupto traslado del señor Camana del hospital neurológico donde estaba siendo tratado.


-Hablando de víctimas de violencia, según diversas autoridades ayacuchanas, el 6 de marzo el campesino Isidro Velásquez habría sido asesinado por una patrulla militar. Aparentemente, cuando sus dos hijos, Reinaldo y Sergio, fueron a recoger su cadáver, junto con otros cinco comuneros: Juvenal y Ernesto Cusihuamán, Orestes Chocce, Conrado Cerina, y Emiliano Ccuriñaupa. Estas graves denuncias guardan similitud con el asesinato de la familia Pichardo (RP 223) y la detención de los campesinos de Chacas (RP 128).


-Siempre en el mismo tema, el lunes 23, el joven taxista José Palomino Aquije se convirtió en la tercera víctima de la violencia policial en lo que va del año, al morir de varios disparos en Chincha. Los policías que dispararon señalan que lo confundieron con un delincuente. Al mismo tiempo, tres policías han sido severamente sanconados por golpear brutalmente a un adolescente en la comisaría de Sicaya (Huancayo).


-Hablando de violencia policial, se han trasladado a Lima varias personas que señalan estar amenazadas por el “escuadrón de la muerte” que en Trujillo ha asesinado a casi cincuenta personas.


-Gracias a las gestiones de Mario Vargas Llosa, el Presidente García aceptó la creación de un Museo de la Memoria en Lima (en Ayacucho existe desde hace varios años). Varios de los casos anteriores deberían estar allí (RP 242).


-Hablando de García, durante la semana tuvo una lamentable intervención pública, vinculando los rasgos físicos andinos y la geografía de la sierra con discutibles características psicológicas.


-Se acabó la discriminación a las trabajadoras del hogar en los clubes Terrazas, Regatas y en varios otros. Hoy, 30 de marzo, Día de las Trabajadoras del Hogar, se ha publicado el D.S. 004-2009-TR que prohibe exigir uniforme a las trabajadoras del hogar en parques, clubes y otros lugares. Como señalamos en la RP 244, se precisa que los responsables de los clubes pueden ser denunciados según el artículo 323 del Código Penal.


-La semana que pasó las páginas sociales de El Comercio mostraron por primera vez a varias mujeres andinas y afroperuanas: el 25 apareció Magaly Solier en la presentación de su disco Warmi; el 26 fue el turno de Eva Ayllón, Teresa Izquierdo y su hija Victoria en una reunión en la embajada de los Estados Unidos realizada en enero y el sábado 28 apareció la joven tablista Nora Quispe. No sabemos si la señora María Elena Peschiera ha incorporado una perspectiva pluralista o si han sido tres extrañas casualidades.


-La filial peruana de Avon y La Posada del Angel de Barranco pueden ser severamente sancionadas por sus avisos discriminatorios. Al mismo tiempo, agradecemos a la Directora del Colegio Trener y al Estudio Carranza Valdiviezo por la decisión de no volver a publicar ofertas de empleo discriminatorios.


-Nos hemos dirigido al Instituto Nacional de Cultura para pedir que terminen las prácticas de discriminación por vestimenta indígena que señalamos en la RP 244. Mantendremos a los lectores al tanto de las novedades.


-Con una insensibilidad impresionante, la Ministra Elena Conterno se ha opuesto al incremento del salario mínimo, que ha permanecido inmóvil desde hace más de dos años.


-Ocho años después que se realizaron las primeras solicitudes, por fin se han proporcionados mascarillas para proteger de la contaminación ambiental a las policías que dirigen el tránsito en Lima.


El aporte (sobre la RP 244):


-Si en el mismo Poder Judicial se restringe el ingreso en short, estamos fregados en el Perú (una lingüista de Pueblo Libre).


-Me indigna que se estén cometiendo estos abusos en Macchu Pichu. ¿Es que la lucha contra la discriminación no tendrá fin? (una socióloga alemana).


-A nosotros también nos discriminaron en Macchu Pichu: no nos dejaron ponernos nuestras cushmas (un profesor asháninka).


La frase W:

A quienes la conciencia no les impulsa a tratar con justicia a un vigilante, siquiera debería motivarles el egoísmo.

Etiquetas: , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home