viernes, febrero 22, 2008

Reflexiones Peruanas Nº 186: Un camino irracional y discriminatorio

Hace varios años, visitaba el Instituto Pedagógico de Pucallpa, cuando a mi lado pasó un obrero empujando una carretilla con cemento.

-Un alumno empujando su tesis –precisó resignada la profesora que me acompañaba.

Los egresados tenían la posibilidad de titularse si realizaban alguna contribución tangible para la infraestructura del instituto, como levantar parte del cerco perimétrico. Algunos realizaban una “tesis conjunta”: entre varios construían un aula y, quienes tenían recursos, simplemente pagaban a un albañil para que edificara su parte.

Con estos antecedentes es comprensible que el Ministerio de Educación busque mejorar el nivel de los profesores estatales, mediante medidas como contratar a quienes estaban dentro del tercio superior de su promoción. Muchos postulantes, respaldados por la mayoría de Presidentes Regionales han rechazado lo que consideran una flagrante discriminación. Conviene, sin embargo, aclarar que no todo trato diferenciado o preferencial es discriminatorio.

No es discriminatorio, por ejemplo, disponer becas o cobros reducidos para estudiantes con menos ingresos. Tampoco lo es atender de manera preferente a una persona anciana o con alguna discapacidad. En las agencias del Banco de Crédito, por ejemplo, existe una silla amarilla reservada para que estas personas se sienten y sean vistas más fácilmente por los cajeros. En estos casos, se trata simplemente de compensar una desventaja.

En lo referente al empleo, no son discriminatorios los requisitos vinculados concretamente a la actividad a desempeñar, como licencia de conducir o experiencia previa. En los últimos años, afortunadamente, vienen desapareciendo expresiones como “buena presencia” de las ofertas de empleo, aunque se subsisten otras como la edad o la universidad de origen.

En principio, por lo tanto, no sería discriminatorio que el Ministerio de Educación solicite a los profesores pertenecer al tercio superior, porque exigir una determinada capacidad intelectual es un requisito objetivo y la referencia al tercio debería ser una de las formas en que se puede comprobar.

Sin embargo, al formular este requisito, el Ministerio demuestra mas bien su grave desconocimiento de la realidad, porque en muchos institutos pedagógicos de escasa calidad, es posible que en ese tercio superior estén personas muy poco preparadas o quizás quienes obtuvieron su título haciendo de albañiles. No es la primera vez que en el sector Educación se promulgan normas que ignoran las diferencias culturales o geográficas: el año pasado, el examen único de admisión para los institutos pedagógicos afectó seriamente las instituciones que promueven la educación bilingüe.

Lamentablemente, lejos de aceptar algún mecanismo más objetivo de evaluación que el tercio superior, el Ministerio de Educación se enfrascó en un conflicto totalmente innecesario y desgastante con las autoridades regionales. De manera similar el gobierno ha defendido sus proyectos de privatizar las tierras amazónicas y otorgar en concesión los monumentos históricos, que tampoco fueron consultados previamente con los gobiernos regionales o, menos aún, con la población que se siente afectada.

Las reacciones de ministros, congresistas oficialistas y del propio Presidente García han ido desde amenazar con prisión a quienes “se rebelen”, hasta tildar de “perros del hortelano”, individuos “encabritados”, “manipulados” o “comunistas que creíamos enterrados” a quienes están convencidos que sólo defienden sus derechos.

Esta arrogancia termina generando mayor irritación porque refleja el estilo tradicional de gobernar el Perú: asumiendo que los funcionarios de Lima tienen toda la razón, simplemente porque están en Lima. Pareciera que en el resto del país no vivieran ciudadanos con derechos y opiniones, sino solamente seres que deben acatar pasivamente... como las llamas y vicuñas a que aludía el actual Ministro de Defensa, Antero Flores Araoz.

Resulta reveladora la frecuencia con que políticos y periodistas limeños califican a sus compatriotas como “irracionales”. Entretanto, nadie piensa en llamar irracionales a quienes generaron estos conflictos, sea los funcionarios del Ministerio de Educación o el congresista Carlos Bruce, quien promovió la ley sobre la concesión de monumentos históricos. En este caso, podría pensarse que Bruce tenía inclusive intereses personales, porque él ya viene obteniendo ingresos por el uso comercial de uno de estos monumentos (su restaurante Chala en Barranco). Sin embargo, determinados adjetivos sólo se dirigen con facilidad a quienes habitan en determinados lugares del país.

Algunos amigos arequipeños me confiesan que participaron durante las protestas del año 2002, aunque ellos sí respaldaban la venta de las empresas eléctricas. Fueron los insultos y la prepotencia de los ministros Rospigliosi y Olivera los que generaron tanto rechazo de la población. Existe entonces un problema de respeto a los ciudadanos que no ha sido adecuadamente valorado.

Cada vez más, los peruanos del interior del país demuestran que no quieren ser tratados como ciudadanos de segunda categoría. El gobierno tiene varias posibilidades de demostrar que los escucha y recuperar la confianza perdida. Proseguir un estilo arrogante y desdeñoso sería, eso sí, un camino irracional de consecuencias lamentables.

_____________________________________________________________

Además...

-Hablando de discriminación, la empresa Cassinelli ha desafiado al Ministerio de Trabajo al solicitar auditores de “muy buena presencia” y “entre 25 y 35 años”.

-Se realizó en Miami la primera audiencia sobre el caso de Telmo Hurtado, ejecutor de la masacre de Accomarca, quien pronto podría ser extraditado al Perú.

- El 15 de febrero se cumplieron seis meses de la destrucción de Ica, Pisco, Chincha y otras ciudades. Miles de personas se encuentran en total abandono y se preguntan qué ocurrió con las generosas donaciones de sus compatriotas y gobiernos extranjeros.

-La Municipalidad de Lima continúa eliminado árboles en Barranco y Chorrillos para la nueva línea de transporte urbano. Sin embargo, sus funcionarios han asegurado a una lectora preocupada por la RP 185 que no talarán los árboles de la avenida Arequipa y la reservará mas bien para vehículos particulares. En los carteles que anuncian la obra, los árboles han desaparecido y sólo quedan algunos arbustos.

-La Carretera Central podría dejar de ser pronto la única conexión entre Lima y la Sierra, pues se proyecta abrir una vía complementaria entre Cañete, Yauyos y Huancayo.

-Según la Policía Nacional, Cusco fue la región con mayores muertes en accidentes de carreteras en el año 2007 (RP 176 Trágicos viajes de promoción), así como sigue teniendo el primer lugar en mortalidad materna.

-Las últimas encuestas del INEI señalan que en promedio los limeños ganan 400 soles más que las limeñas. En otros lugares del país, probablemente la diferencia será aún más elevada.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home